lunes, 10 de abril de 2017

Síndrome del Corazón al Revés





Su nombre original es transposición de grandes vasos y la exministra de Defensa, Carme Chacón padecía esta enfermedad


Transposición de grandes vasos o dextrocardia


A todos nos ha dejado consternados por repentina, la muerte de Carme Chacón. El corazón al revés es la expresión coloquial que ella misma utilizó para hablar de su enfermedad, una cardiopatía congénita, que oficialmente se conoce como “transposición de grandes vasos”, y consiste en que el corazón está cambiado sobre su eje y las venas y arterias se conectan de forma incorrecta.

Esencialmente, las conexiones en el corazón están “intercambiadas”. Normalmente la sangre pobre en oxígeno retorna a la aurícula derecha proveniente del cuerpo, se dirige al ventrículo derecho y luego es bombeada a través de la arteria pulmonar hasta llegar a los pulmones en donde recibe el oxígeno. La sangre rica en oxígeno vuelve a la aurícula izquierda desde los pulmones, pasa por el ventrículo izquierdo y luego, a través de la aorta, es bombeada hacia el cuerpo, pero en el caso de la transposición de las grandes arterias, la aorta se conecta al ventrículo derecho y la arteria pulmonar al ventrículo izquierdo (lo contrario de la anatomía de un corazón normal).

El corazón se forma en las 8 primeras semanas de desarrollo fetal. El problema se puede producir en medio de este tiempo, lo que permite que la aorta y la arteria pulmonar se unan a la cavidad incorrecta. Algunos defectos cardiacos podrían tener un enlace genético que causa los problemas cardiacos que ocurren con mayor frecuencia en ciertas familias. Este defecto cardiaco ocurre por casualidad la mayoría de las veces sin razón clara de su desarrollo.

En el caso de Carme, según ella declaró se puede también deducir que la transposición estaba asociada a un bloqueo auriculoventricular completo.

“Muy probablemente”, explicaba el doctor Julián Pérez- Villacastín, que es miembro de la Sociedad Española del Corazón (SEC), el fallecimiento de Carme Chacon,  haya sido debido a una “muerte súbita”.

En España cada año nacen más de 5.000 niños con una cardiopatía congénita, una alteración de la anatomía del corazón que produce una malformación de alguna de las estructuras de este órgano (paredes musculares, válvulas, arterias coronarias o sistema eléctrico). 

“El corazón es como una casa que tiene paredes (músculo), puertas (válvulas), tuberías (arterias coronarias) e instalación eléctrica. Cualquier alteración en una de estas estructuras o en sus conexiones es una cardiopatía congénita”, ha explicado el doctor Pérez-Villacastín.

Existen más de 25 tipos diferentes y van desde muy leves a muy graves.  En las muy graves requiere una intervención quirúrgica del recién nacido.

Siguenos en nuestro blog para estar al día en nuestras publicaciones. 
Visita nuestra pagina www.inmemoryd.com