lunes, 30 de enero de 2017

Mueren solos nuestros ancianos.



Las autopsias crecen cada año, ya que cada vez mueren más ancianos solos en su casa.


Hace años esto no pasaba. Nuestros ancianos cada vez viven más solos. El ritmo trepidante que llevamos hoy en día en nuestra sociedad “avanzada”, eso decimos, hace que necesidades tan básicas como atender a nuestros hijos, nuestros enfermos y nuestros mayores, cada vez sea más difícil. Antes, eran las amas de casa las que se ocupaban de todas estas labores de asistencia, y ahora con la incorporación de la mujer al mundo laboral, esto, se ha convertido en una labor casi imposible de realizar.
www.inmemoryd.com
Añadir leyenda
 


Una vez escuche a una persona, para mí un poco sabia, que el ciclo de la vida es un círculo, según empezamos, así acabamos, según nacemos, así morimos. La diferencia es que un bebé normalmente está colmado de atenciones y cuidados y una persona anciana, casi con las mismas necesidades, no las tiene.
  
Nuestros mayores se nos enferman y no podemos cuidarles. 

Ellos lo saben, y son tan generosos siempre, que en ocasiones ni nos enteramos de que enferman. Nos acomodamos y muchas veces ni siquiera sabemos como se encuentran. Dejamos de ir a verles y luego nos asombramos cuando oímos que un anciano lleva días fallecido en su domicilio o en casos extremos, meses.



Tendríamos que hacer examen de conciencia y pensar que sólo tenemos que devolverles una parte de los que ellos nos han dado, que también debemos ser generosos con ellos y que llega un momento que ellos también necesitan atenciones.


Un poco atendidos, igual no tendríamos tantas noticias de que un anciano ha muerto solo, ni los forenses tanto trabajo, por no saber de que han fallecido, igual los hijos podríamos dar más explicaciones.