lunes, 22 de mayo de 2017

Misas con otro estilo

Acudir a misa puede ser una experiencia de película


Cuando viajamos estamos acostumbrados a visitar museos, monumentos, edificios impresionantes, teatros, ¿pero has pensado en acudir a una misa?
En ciudades como Nueva York es posible encontrar iglesias baptistas por todo Harlem.  Asistir a una misa de este tipo es toda una experiencia. Coros, música, baile, son los ingredientes principales de una buena misa góspel.
Se recomienda asitir minimamente arreglado por respeto a los feligreses. Ellos para la ocasión, cuidan al máximo su imagen. Sin duda, ésto os llamará la atención.
En estas iglesias los turistas son bien recibidos si bien se recomienda sentarse al fondo de la iglesia, tanto para dejar a sus feligreses delante, como para abandonar la iglesia cuando se quiera. Estas misas durán más de dos horas.
¡Si tienes oportunidad, hazlo! ¡Será una gran experiencia! En determinados momentos te mimetizarás con ellos.