miércoles, 24 de mayo de 2017

Los habitantes de Pompeya



En el transcurso de las primeras excavaciones que se hicieron en Pompeya, los arqueólogos hallaron huecos en la ceniza solidificada que habían contenido restos humanos




Pompeya

Giuseppe Fiorelli, arqueólogo de estas excavaciones tuvo la brillante idea de rellenar estos huecos con yeso. Las figuras que resultaron, mostraban con precisión los últimos momentos de la vida de los pompeyanos, muertos a causa de la erupción del Vesubio.



In situ, la visita a Pompeya, impresiona. Ver los moldes de las víctimas de la erupción del Vesubio en el año 79 d.C., es la expresión humana de aquella antigua tragedia y su prueba más real y tangible. En un principio se pensaba que los moldes explicaban la agonía de los habitantes de Pompeya por asfixia, pero ahora se sabe que su muerte fue totalmente diferente, murieron abrasados al instante. Perdieron la vida en un momento, por exposición a altas temperaturas, entre 300º en Pompeya, y en Herculano, población cercana a Pompeya, donde también se produjo la tragedia, la temperatura alcanzó los  600 º C.
Ruinas Pompeya



Los resultados sobre los efectos térmicos y mecánicos de aquella catástrofe, sugieren que hay un riesgo asociado a una posible erupción futura del Vesubio, que podrían ser de dimensiones mucho mayores a las previstas hasta ahora por especialistas y Protección Civil. El Vesubio de Pompeya, se encuentra a una distancia considerable, por lo que aquella erupción alcanzó, como se sabe, los 30 kilómetros de altura, y a la velocidad y la altura que se ha podido determinar, confirma que arrasó Pompeya en poco más de un minuto.
Ruinas Herculano



Los moldes de los cuerpos presentan lo que se conoce como “cadaveric spasm” una postura adoptada únicamente cuando la muerte se produce de forma instantánea. 




Siguenos en nuestro blog para estar al día en nuestras publicaciones. 


Visita nuestra pagina www.inmemoryd.com